Vacaciones y el sueño de mi bebé



¡Por fin verano! No se ustedes, pero yo lo esperé muchísimo; el verano pasado nació mi bebé, entonces entre estar en las últimas semanas, el nacimiento y el postparto, ni me di cuenta de que pasó el verano.


Durante las vacaciones pasan muchas cosas que pueden afectar el sueño de tu bebé o tus hijos; empezando porque los días son más largos, más cosas que hacer, mucho sol y eso implica mucho más cansancio. Por otra parte, si vas a tener algún viaje, estos te mueven TODO el horario y más si viajas a un lugar en una zona horario distinta.


¡Vamos a platicar!


Sobre cansancio

Como te platicaba, los días son más largos, tenemos más horas de sol, no hay clases y los niños tienen más cosas que hacer. En mi caso, mi hija de 5 años y mi bebé de 1 año van a la alberca todos los días y esto los agota muchísimo.


Algunos tips:

  • Si tu hijo ya no toma siesta, ofrece cada 3 días una siesta corta, aunque sean solo 30 minutos, es suficiente para recuperar. También puedes ser más intencional con el "quiet time".

  • Pon atención a las señales de sueño de tus hijos, si están divirtiéndose, es muy probable que no se quieran ir y te digan que no están cansados o no tienen sueño. Recuerda que, como papás, es importante anticiparnos un poquito y si sabemos que lo necesita, organizar mejor el día para que haya siesta o momento de descanso.

  • Procura respetar las siestas de tu bebé, incluso alargarlas un poco si lo crees necesario. Una de las razones por las cuales pudiera estar teniendo malas noches es porque durmió de más durante el día o no durmió suficiente, ¡encuentra el balance! Si esta sobre cansado, siempre es buena opción adelantar un poco su hora de dormir.

Cambios en el horario por vacaciones

Cuando salimos de vacaciones, lo que queremos es aprovechar al máximo el día, pero si no somos conscientes de las necesidades de nuestros hijos (desde bebitos hasta más grandes), a veces terminamos batallando más por forzar o extender un poco más de lo debido.


Cada niño es distinto, hay bebés que pueden pasar de su hora de dormir y recuperar levantándose más tarde, pero la gran mayoría no lo hace así. Recuerda que si aún no tienes claro el horario o necesidades de sueño de tu bebé, puedes consultarlo aquí.


Te paso algunos tips:

  • Aplica la regla del 80/20; es decir, el 80% del tiempo sigue su horario y el otro 20% puedes ser flexible. Esto evita el sobrecansancio pero al mismo tiempo te permite disfrutar un poco más. Cada niño es distinto, puede ser que con ciertos bebés o niños puedas ser un poco más flexible. Por ejemplo, si vas a desvelar un día a tu bebé, procura que ese día tome buenas siestas; o al contrario, si durante el día no tomó buenas siestas, entonces acuéstalo a su hora.

  • Si vas a viajar a un lugar en una zona horaria distinta y quieres ajustar su horario: intenta ajustar su horario unos días antes en incrementos de 15 minutos, haz el cambio tan pronto llegues, procura que le de mucha luz natural durante el día y que sus siestas y durante la noche esté todo oscuro.

  • Para viajes a lugares donde hay más diferencia de hora (por ejemplo, un viaje a Europa), solo es cuestión de tener paciencia, le puede tomar 1 o 2 días en ajustarse. Nuestro cuerpo está hecho para autorregularse de acuerdo con el día y la noche.

  • Flexibilidad y paciencia. Esto es lo más importante, hay que aprender a ser flexibles pero siempre compensar y entender sus necesidades.


Rutina

No importa que tan complicado estuvo el día, a mí me gusta ofrecerles una constante a mis hijos, y esta es su rutina de dormir. Claro que puede ser más corta o más larga, o si estamos de vacaciones obviamente distinta, pero intento que sea repetitiva y que siempre la tengan antes de dormir.


Con mi hija de 5 años, no nos puede faltar la lectura, si estamos de viaje, siempre cargo con su libro favorito y lo leemos antes de dormir; si tuvimos un día largo y no tenemos mucho tiempo escogemos uno corto, pero si tenemos tiempo de sobra, leemos dos o tres.


Para el bebé, es mas corto por el momento, pero procuro que tenga un baño relajante, ponerle su pijama y que tome biberón acostado mientras le leeo un libro. No importa en dónde estemos, generalmente es repetitivo y en el mismo orden.


A ambos les ayuda a entender, que es hora de dormir y les da un ratito único a solas conmigo.


Ambiente

Un ambiente relajado es clave para que duerman bien, y se puede lograr en dónde sea. En verano, es probable que necesites utilizar cortinas blackouts porque el sol se mete más tarde, si no es algo en lo quieres gastar, utiliza cartulinas o unas bosas de basura pegadas. Dormir completamente a oscuras ayuda a la producción de melatonina y así duermen mejor y más tiempo. Utiliza también white noise para que los ruidos exteriores no se escuchen tanto y no despierten a tu bebé.


Si estás de vacaciones, anticípate y viaje con blackouts portátiles (o consigue bolsas de basura, siempre son la opción económica) para que las puedas poner dónde sea. Si es posible, intenta que dónde te vas a quedar tenga al menos un cuarto separado (por ejemplo, un cuarto con una salita afuera), así, pueden estar tus hijos o tu bebé dormido y el resto de la familia puede seguir aprovechando el día.


Espero le sea útil esta información para disfrutar su verano.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo