Mi experiencia como mamá en el extranjero

Probablemente para cada mamá sea una experiencia distinta, pero te comparto la mía.




Llegué a Estados Unidos con una bebé de 6 meses por el trabajo de mi esposo; no sabía nada de ser mamá o ama de casa porque siempre había trabajado, apenas dejé mi trabajo un mes antes de venirnos a vivir acá.

Aparte de estar aprendiendo a ser mamá, estaba aprendiendo a vivir en otra cultura, a vivir en pareja, a vivir lejos de mis amigas y familia, a ser mamá de tiempo completo y a cuidar una casa completa yo sola.


Después de 4 años, ya soy mamá de dos, y ha sido todo un reto; te comparto algunas cosas que me han ayudado en estos 4 años a no sentirme tan perdida, aunque para ser honesta, ¡aún hay días que no sé qué hago!


Para hacer amigas, ¡busca!.

Nadie va a venir a preguntarte si estás sola o si necesitas amigas; todas las personas están en su propio mundo con muchas cosas que hacer. Esta en ti buscar hacer nuevas amistades. Aquí algunos tips que te pueden ayudar:

  • Busca eventos locales con niños. En EU, los niños están en casa la mayor parte del tiempo, es decir, no se van tan pronto al kínder, por lo que generalmente hay muchos eventos que los involucran y es una súper oportunidad para conocer más mamás.

  • Utiliza redes sociales a tu favor. Encuentra cuentas locales de mamás influencers, generalmente publican eventos o lugares a los que puedes ir con tus hijos. También hay cuentas enfocadas a conectar mamas o buscar eventos en tu área.

  • Playdates. Organiza playdates, son la mejor manera de conocer a las mamás. Yo me tarde en hacerlo, no me sentía segura de que hacer, como entretenerlos, tenía mil dudas. Pero, me di cuenta, que todas las mamás estamos igual. Ahora, si mi hija me dice que quiere un playdate, no lo pienso dos veces, pido el teléfono de la mamá en la escuela y le mando un msg y los invito. No necesitas nada, aunque tener snacks para los niños y café para las mamás nunca está de más.

  • Busca grupos en FB. Facebook tiene grupos para todo todo todo, hasta para los hobbies más extraños hahahaha. Busca “Mamás mexicanas en…” y tu cuidad… y encontrarás mucha gente, seguro con alguien podrás conectar.

  • Quítate la pena. Olvídate del que dirán.

Olvídate del pasado. Me refiero a que no esperes encontrar un grupo de amigas exactamente como el que tenías antes, deja ir la idea de que tienes un "tipo de amiga" o que tal persona "no es tu tipo". Claro, habrá gente con la que tengas más química o cosas en común, pero también intenta abrirte a personas distintas. Puedes aprender mucho de estas nuevas personas y encontrar una nueva parte de ti

Para entender, ¡pregunta!

Esto es algo que me sirvió muchísimo, los primeros meses para todo decía algo así como: "Lo siento, pero soy de México y voy llegando, la verdad es que no tengo ni idea como se hace esto."


Esto es algo que me sirvió muchísimo, los primeros meses para todo decía algo así como: "Lo siento, pero soy de México y voy llegando, la verdad es que no tengo ni idea como se hace esto."


Porque es relativamente fácil si ya dominas el idioma, pero una cosa es hablarlo y usarlo cuando vienes a Estados Unidos de vacaciones o de compras y otra totalmente distinta es hablar con doctores, el pediatra, tramitar tu licencia, hablar con el seguro para reportar un choque, etc.


Haz todas las preguntas que necesites, ¡que no te de pena! Te vas a quedar sorprendida de cómo la gente admira que hables dos idiomas y que estés aquí intentándolo, de verdad que jamás recibí algún trato hostil por no entender o por tenerlo que repetir.


Te prometo que cada vez va a ser más fácil.

Si extrañas, ¡habla!

Yo sé que tu familia y amigos tienen su vida, y es inevitable el distanciamiento. Pero recuerda que tú eres la que te fuiste y probablemente seas tu quien tenga que poner un esfuerzo extra en mantener esa comunicación.

No tienes que estar pegada todo el día en el celular, pero puedes ponerte objetivos chiquitos que puedas hacer de manera constante. Algunas de las cosas que yo intento hacer (la verdad es que no siempre lo puedo cumplir, pero lo intento):

  • Háblale POR TELÉFONO O VIDEOLLAMADA a tus amigas en sus cumpleaños. No solamente mensaje, voice note o story de Instagram.

  • Habla con tus hermanos. Yo intento al menos enviarles mensajes una vez cada 15 días para preguntarlescó mo van, que hay de nuevo, etc.

  • Date tiempo para hablar con tus papás. Una cosa es enviarles un mensaje en el grupo familiar o enviarle un mensaje a tu mamá para preguntarle cuantos tomates ponerle al picadillo y otra muy diferente, buscar un espacio cuando estés sola (sin tus hijos) para de verdad poder tener una conversación.

No compares lo que tienes con lo que pudieras tener

Esta es súper difícil, especialmente con redes sociales, porque vemos las cosas buenas que le suceden a los demás, en específico las personas que dejamos. Vemos como nuestras amistades salen, se ven seguido, como sus hijos son amigos, como tus hermanos o hermanas pueden ir cualquier día a casa de tus papás, como tus sobrinos son muy cercanos a sus abuelos (tus papás).

Lo que vemos o lo que nos cuentan siempre es lo bonito, un pequeño pedazo de lo que en realidad viven en el día a día. Enfócate en disfrutar lo que tienes.


Haz una lista de las cosas buenas que tienes, lo que haz logrado y lo que te motiva. Escríbela las veces que sea necesario. .


Aprende a ser un poco egoísta

Si, así como lo leíste.

Estar lejos de familiares como tus hermanos o papás, hace que tu familia (pareja o hijos) sea un poco más dependiente de ti y tú de ellos. Si decides quedarte en casa para cuidar a tus hijos, es probable que acabes exhausta y que sea difícil encontrar tiempo para ti.


Entonces, hay que ser egoístas y ponernos a nosotras primero. Es más fácil decirlo que hacerlo claro, pero si no lo hacemos poco a poco, explotamos. Necesitamos el tiempo a solas.


A veces he tenido que forzarme a hacerlo y es bien difícil elegir hacer algo por mi cuando sé que hay tanto que pudiera estar haciendo con ellos (por ejemplo, ¿me arreglo el pelo o juego con mi hija?). Algunos días es más importante darme esos 7 minutos y arreglarme el pelo para sentirme mejor.


Haz algo por ti cada día, aunque sea algo chiquito, hacerlo puede cambiar tu humor para lo que resta del día.

Para mí, es como una montaña rusa, aún después de 4 años hay días que me quiero regresar, pero la mayor parte del tiempo no cambiaría por nada todo lo que junto con mi familia he logrado y formado estando lejos.










20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo