Cama de "niño grande", ¿Cuándo?, ¿Cómo? y ¿Porqué?



Yo pase por ahí, mi hija estaba teniendo problemas para dormir y lo primero que pensamos es que “no le gustaba su cuna”, entonces decidimos quitarle uno de los lados para convertir su cuna en una Toddler bed. ¡ERROR! Los problemas se multiplicaron, ahora no solo no dormía y se despertaba en las noches si no que se salía de su cuarto y aparecía a media noche en mi cuarto no una, varias veces.


Algunas de las razones equivocadas por las que los papas hacemos la transición de cuna a cama antes de tiempo:


1. Creemos que ya no cabe en su cuna

2. Si escala y se salta, al caer, se puede lastimar

3. La llegada de un hermanito y necesitamos la cuna

4. Ya no le gusta su cuna y por eso no duerme bien


La edad adecuada y recomendada para que un niño pase a cama de “niño grande” es alrededor de los 3 años (algunos pueden estar listos desde los 2.5). Si, este dato llega a ser sorprendente, en especial porque la mayoría lo hacemos mucho antes de los 3 años.


¿Por qué esperar hasta los tres años?

Tiene que ver con su desarrollo, un niño no entiende que debe de quedarse en su espacio para dormir toda la noche antes de esta edad. Si le damos la libertad de salirse de su cama y estar por el cuarto o por la casa, probablemente lo hará. Antes de los 3 años, puede ser peligroso también que este solo por su cuarto o en la casa por la noche, puede escalar o tirar algún mueble, lastimarse, etc. En vez de resolver el problema, vas a crear uno nuevo, el pararse de su cama e irse a tu cuarto.


Te platico algunos escenarios y la posible solución…

  • Si lo cambiaste a cama y empezó a pararse y salirse: Considera poner su cuna de regreso, no es dar pasos para atrás, al contrario, es la mejor decisión, darle la oportunidad para que este listo. Si ya no tienes la cuna, puedes utilizar una reja en la puerta, así no se sale del cuarto. Recuerda revisar su cuarto y asegurarte que sea un lugar seguro, tal vez tendrás que hacer cambios temporales como mover o quitar algunos muebles.


  • Si escala de la cuna: Utiliza un saquito para dormir, no, no está muy grande para un saquito, los hacen de hasta 3 años por eso mismo. También puedes poder algún tipo de colchonetas en el piso para evitar que se lastime. Recuerda que si escala y se salta es porque tiene la habilidad de bajar de manera segura. Generalmente cuando lo hacen, es porque están seguros de cómo llegar al piso sin lastimarse.


  • Para la llegada de un hermanito, es recomendable esperar a que tu hijo esté listo. Puedes utilizar otras opciones con el nuevo bebé, un next to me, pack and play, etc. Y dejar al hermano grande en su cuna por más tiempo.

Si ya tiene tres años y consideras que ya está listo…

  1. Platícale sobre este cambio y las reglas de tener una cama de “niño grande”. Es importante que le platiques cuáles son las expectativas, por ejemplo, que se quede en su cama toda la noche.

  2. Hazlo parte del proceso, puedes dejarlo escoger las sábanas o colchas.

  3. Puedes tener la cuna en el cuarto unos días o semanas. Algunas veces, el sentir que tienen la “opción”.

  4. Si empieza a salirse del cuarto, considera poner una puertita o reja en su puerta para que no tengas que cerrarla con llave.

  5. Su cuarto debe de ser un lugar seguro, va a tener la libertada de pararse y andar solo, así que si dudas sobre si puede tirar algún mueble es mejor prevenir. Tal vez tendrás que hacer algunos ajustes y esta bien. Recuerda que su seguridad y tu tranquilidad van primero.

  6. No lo hagas si esta en proceso de dejar el pañal, un cambio a la vez.

¡Buena Suerte!

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo